Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La revolución sigue siendo la misma: el contenido"

Carol Bartz, consejera delegada de Yahoo!, considera que la revolución sigue estando en los contenidos

Carol Bartz cumple dos años como consejera delegada de Yahoo!. Cogió el timón de uno de los símbolos de Internet en medio de una tormenta indescriptible. De formación científica, esperó varios meses antes de realizar sus primeras declaraciones sobre la compañía, lo que le granjeó no pocas críticas del mundo financiero-masculino. Pero si algo le sobra a Bartz es experiencia en grandes empresas. Durante casi veinte años dirigió Autodesk, y ahora también se sienta en el consejo de Cisco Systems. Pese a todo, su reto no es fácil: recolocar a Yahoo! otra vez en la vanguardia.

Pregunta: Si algo representa el romanticismo de Internet, y sigue vivo, eso es Yahoo!. Primero buscador, luego portal con millones de internautas, pero parece que el móvil le ha hecho perder protagonismo. Por favor, no nos diga que lo mejor de Yahoo! queda atrás.

Respuesta: No. Los mejores días de Yahoo! están por llegar. Hoy en día hay demasiada información y lo que nosotros sabemos hacer bien es ayudar a encontrarla, salir de la confusión. Queremos ayudar en cualquier lugar del mundo a situarte y darte la información de lo que quieres hacer. Lo que no puede ser es que te llegue información que no te interesa. Pero conseguir la personalización supone un trabajo matemático gigantesco. En eso vamos a ser cada día mejores.

P. De momento su gestión es brillante recortando gastos, pero en el apartado de los ingresos no se mejora.

R. Yo lo veo como ingeniera. No puedes decir simplemente ahora genero ingresos y ya está. Hay que mejorar los productos, mejorar el sistema de publicidad, y reducir costes, y después ya atacaremos los ingresos. Lo primero que hice al llegar a la compañía fue mirar la variedad de productos y asegurarme de que la innovación estaba asegurada. Tenemos productos innovadores que van a apreciar internautas y anunciantes. A final de año todo ello nos generará más ingresos.

P. Ya tienen cientos de millones de personas con una cuenta de correo Yahoo! o utilizando sus páginas de finanzas, sin embargo los ingresos no están en la misma proporción.

R. Así es; pero primero hay que buscar el target publicitario de cada cliente y eso se tarda en conseguir porque se necesita mucho trabajo técnico previo. Ahora empezamos a hacerlo. Por ejemplo, en la página de Estados Unidos cada cinco minutos servimos 45.000 imágenes. Trabajamos con algoritmos para no perder clics, pero eso supone programar mejor para que la máquina acabe aprendiendo lo que quiere cada internauta. Mejorando la tecnología, encontrándolos, podemos doblar los ingresos, pero tenemos que ser más precisos. Hay que ofrecer la publicidad en el momento adecuado en el contexto adecuado.

P. Primero Yahoo! se distinguió por su buscador, luego por su portal, ahora lo que importa es el móvil. ¿Está Yahoo! preparado para su tercera revolución?

R. La revolución sigue siendo la misma: el contenido. En la pantalla que sea. La gente emplea múltiples pantallas: el televisor, la tableta, los móviles...Nuestra vida va de una a otra pantalla. Tenemos que asegurarnos de que Yahoo! transfiere en el momento adecuado la correcta información a cualquiera de estas pantallas. Mi trabajo es el contenido y hacerlo llegar a cualquier sitio. El negocio es el contenido.

P. ¿Porqué Yahoo! abre camino y luego le adelantan otros? Nos referimos, por ejemplo, al caso de los widget en el televisor para unirlo a Internet, que ahora Google y Apple explotan.

R. Así es. Yahoo! fue primero en muchas cosas. Abrimos camino y lo abandonamos. La television era uno de los retos de Yahoo, empezamos con los widgets, estábamos por delante de muchas cosas hace cinco años, incluso en las técnicas de búsqueda, pero Yahoo! no tuvo la disciplina de acabarlas. Tenían una muy buena primera idea, pero dejaban que la competencia la finalizara. Se ha acabado esa época de dejar las cosas porque ya no son divertidas.

P. Microsoft, que tiene un acuerdo con ustedes, se ha aliado en los móviles con Nokia

R. Sí, no conozco los detalles del acuerdo, pero parece un acuerdo sensato.

P. ¿Por qué le ha dejado a Microsoft las búsquedas, cuando Yahoo! nació como buscador?

R. Porque se necesita muchísimo dinero para motores de búsqueda. Microsoft lo hace bien y nosotros preferimos invertir ese dinero en los contenidos y en estar en la primera línea de contacto con los anunciantes.

P. El consejero delegado de Nokia ha hablado del duopolio Android y Apple en telefonía. ¿En qué lado está Yahoo!?

R. Nosotros podemos hacer acuerdos con cualquiera, también con Google. Cada vez más las compañías compiten y a la vez se asocian. Apple y Google eran grandes amigos y ahora no. Sí es cierto que con todos estos acuerdos las operadoras están nerviosas. Nosotros no les quitamos clientes a las operadoras, llevamos los nuestros.

P. Uno de los recientes acuerdos de Yahoo! es con Zynga, la creadora de minijuegos. ¿Qué les aporta?

R. La gente dedica el 10% de su tiempo en el móvil a jugar. Yo a veces juego en los aviones, no mucho, son simples, pero yo no quiero que los internautas se salgan de Yahoo! para jugar. Quiero que jueguen dentro porque están mucho tiempo. Para el cliente es bueno tenerlo todo en un mismo sitio.

P. ¿Las redes sociales son ahora su máxima competencia?

R. Preferiría que no existieran, pero existen. Mucha gente entra en Facebook, pero también en Yahoo! porque cada cual ofrece algo diferente: Facebook para estar con los amigos y Yahoo! para saber qué está pasando. Decir que las redes sociales acaparan todo el tiempo de los internautas es demasiado simple.

P. ¿Y cómo quitarle tiempo a Facebook ?

R. Estando en cada cada lugar dando la información que le interesa a la gente. En India, por ejemplo, somos los primeros en información de cricket.

P. ¿Y da dinero? Porque la gran pregunta de esta feria del móvil es siempre la misma: cómo monetizar las aplicaciones, cómo monetizar los clientes, cómo monetizar los contenidos...

R. Desde luego es el mismo problema para todos.

P. ¿Alguna idea?

R. Suscripciones y publicidad. La gente ya empieza a acostumbrarse a los pequeños pagos, como con las aplicaciones, y al final todo acaban sumando. Pero los contenidos tienen que ser interesantes para que la gente los pague.

P. O los copie

R. Sí, también. Es un problema, pero nosotros lo que hacemos es dar valor a tus contenidos. Ponlo aquí y compartimos los ingresos. Son fórmulas. Hacemos páginas con y sin anuncios, y la gente prefiere con anuncios porque así no paga. La gente empieza a saber que tiene que pagar, ya sea viendo anuncios o con suscripciones.

P. ¿Como el periódico The Daily?

R. Es demasiado pronto aún, pero el Daily por definición es una vez al día, y en Internet se cambia a cada momento. Tiene un problema de concepto. La gente está online y quiere el cambio constante, y el Daily con la revuelta de Egipto no lo hizo. En el caso del volcán islandés yo tenía que ir a Londres, entré a Yahoo! para saber a qué atenerme, y la historia era de hacía 17 horas. Eso no puede ser.

P. Sí, pero estamos ofreciendo todo el día noticias, gratis, y los ingresos provienen del viejo periódico.

R. Lo sé, la situación es una locura.

P. Vayamos a otra. Usted siempre ha sido un símbolo para la mujer trabajadora y ejecutiva, al sobresalir en un mundo de hombres como es el tecnológico. Lleva décadas ayudando a que las niñas en la escuela estudien matemáticas. ¿Algo ha cambiado en este tiempo?

R. Sinceramente, no. Tengo dos hijas, de 22 y 29 años, y me gustaría que el mundo laboral fuera mejor para ellas, pero la realidad es que no ha mejorado mucho. Lo que hago ahora es ir hablando y que el viejo hombre blanco me escuche. Ellos también tienen hijas y mujeres y en algún momento les tendrán que dar una oportunidad.

P. Allí donde no se pagan buenos sueldos, seguro que les dan la oportunidad.

R. Es verdad. Los hombres escogen a hombres. Hombre blanco escoge hombre blanco. Sigue el mismo problema.