Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Drones, televisores de alta definición y wearables serán las estrellas de 2016

El sector tecnológico espera alcanzar un récord con más de 287.000 millones de dólares de volumen de negocio en EEUU

En CES, la mayor muestra de electrónica de consumo, se da la crisis por superada. Reina el sentido del espectáculo y el optimismo. Pocas horas antes de la apertura oficial de la feria, la directiva de la asociación que organización ha reflejado este favorable estado de ánimo apoyándose en cifras y previsiones de crecimiento.

Destacan tres estrellas, tres puntos que van a duplicar este mismo año su facturación: drones de uso privado, casi todos con enfoque recreativo, televisores de muy alta definición, una de las apuestas más firmes de Samsung durante el evento, y los wearables, los aparatos de vestir en su mayoría enfocados en mejorar el estado físico. Aunque en los próximos días se van a desvelar algunos pensados para conocer el consumo y estado de salud de perros, las estrellas son las pulseras fitbit. HTC también tiene previsto probar suerte en este campo.

Según las cifras aportadas por la CTA, la Asociación de Tecnologías de Consumo, el volumen de ventas alcanzará los 287.000 millones de dólares.

Gary Shapiro, director de la exhibición, no oculta su satisfacción: “2016 va a ser un gran año. Vamos a ver nuestros aparatos conectados, que van a hacer que nuestras vidas mejoren de formas que no imaginábamos hace pocos años. La clave estriba en el crecimiento exponencial del Internet de las cosas, unido a la asombrosa velocidad con que se está innovando. Cada vez son más asequibles aparatos muy sofisticados. Si se convierten en algo popular es porque son útiles, ya será por seguridad, productividad o entretenimiento”.

Vamos a ver nuestros aparatos conectados, que van a hacer que nuestras vidas mejoren de formas que no imaginábamos hace pocos años"

Al mismo tiempo, reconoció algunas debilidades: “Esta competencia, muy agresiva, con modelos de innovación disruptiva y ciclos de reemplazo de producto mucho más largos, crean retos financiero para los sectores más asentados. En cambio, las nuevas categorías, van a dar un impulso muy positivo. Tenemos motivos para estar contentos”.

Por nuevas categorías se refiere al hogar conectado, de neveras inteligentes a termostatos o robots de limpieza, con unos ingresos estimados de 1.200 millones de dólares. También a los wearables, con las pulsera de actividad en cabeza, así como los relojes inteligentes. Por último y con un uso todavía experimental, los drones y las impresoras 3D.

A pesar de ła nueva fiebre, es conveniente matizar que, todavía, el 51% de estas ventas vendrán de móviles, televisores y ordenadores portátiles. Se espera que las ventas de móviles lleguen a 183 millones de unidades este año, un cinco por ciento más que en 2015. Las tabletas, en cambio, seguirán a la baja. Se esperan 60 millones en los comercios, un 9% menos. Los televisores viven una nueva juventud gracias a la inclusión de la conexión a Internet, el diseño curvado servicios adicionales.

Los portátiles se resisten a morir. Al contrario, la estimación oficial es que crezcan un 2% hasta llegar los 27,6 millones. 11,7 serán híbridos, una combinación de ordenador y tableta.

Más información